Archive for 20 mayo 2011

La sangre y el espacio de reserva

05/20/2011

Muchas veces empleamos en diseño términos como “imprimir a sangre” o “espacio de reserva”, sin explicar exactamente a qué nos referimos con ello. Sirva este pequeño diccionario como aclaración para clientes y curiosos.

En artes gráficas, llamamos imprimir a sangre a componer el documento sin dejar ningún margen con restos de blanco, esto es, una fotografía o mancha de color que no termina con el fin de la página. Esto se logra  llevando la imagen más allá del borde del documento, lo que hará que esta quede cortada  por la guillotina, asegurándonos así que no se vea ni rastro del margen blanco. Para conseguir este efecto, la fotografía o mancha de color en cuestión debe quedarse entre 3 y 5 mm por fuera del borde de la página, un margen que se denomina “área de sangrado”(“sangría” o “demasía” en América Latina).

Ejemplo de composición a sangre

Por otro lado, el denominado “espacio de reserva” se  trata de un margen de seguridad que, por el contrario, se configura hacia dentro del documento: un margen cuya amplitud es proporcional al documento (puede oscilar desde los 5 mm de una tarjeta de visita hasta los 10 ó 20 mm de un A4) en el que no se deben colocar elementos gráficos o palabras, para evitar que una guillotina poco precisa corte algún elemento que no deba.

Ejemplo de espacio de reserva

Puntuación en las enumeraciones verticales

05/11/2011

Cuando encontramos una enumeración vertical en un original, es frecuente que surjan dudas sobre si se deben puntuar o no los elementos que se relacionan en la misma. La norma, que hemos consultado en RAE y en el Libro de estilo interinstitucional de la Unión Europea, dice lo siguiente:

  • La enumeración se introduce mediante dos puntos (:), cada elemento empieza con minúscula y termina con coma (,) o punto y coma (;). Si los elementos que se están relacionando son oraciones completas, se puede empezar con mayúsculas y terminar con puntos (.).
  • En los listados, cuadros, catálogos, folletos publicitarios, etc. puede prescindirse de signos de puntuación entre los elementos de una enumeración como recurso de estilo.

Desde Lumen, como siempre, recomendamos la unificación de estilo dentro de una publicación, es decir, seleccionar uno de los criterios permitidos por la norma y mantenerlo igual en todos los casos que se den en el libro.

Reflejamos aquí algunos ejemplos: (more…)


A %d blogueros les gusta esto: