Historia y uso de las Capitulares

04/18/2011

Las capitulares, también llamadas letras capitales, son esos bellos tipos, más grandes que el cuerpo del texto y habitualmente adornados, con los que comenzaban los textos manuscritos en las épocas anteriores a la imprenta y que después, tras la invención de la misma, siguieron empleándose para embellecer y dar elegancia al libro. A efectos prácticos, se puede definir una letra como capitular cuando ésta sea mayor que las letras de caja alta o baja que la acompañan.
Los antiguos manuscritos romanos están escritos con las letras capitales romanas (Capitalis Quadrata) y rústicas (Capitalis Rustica), que con el paso del tiempo se transformaron en letras redondeadas que dieron origen a las unciales. En estos manuscritos no había separación entre las palabras (scriptura continua), lo que dificultaba su lectura; la costumbre era que la letra inicial de cada párrafo se hiciera en el margen de la página para facilitar la legibilidad del texto. Con el tiempo, a medida que el escriba iba teniendo más espacio disponible, fue haciendo esta letra de mayor tamaño y con diversas formas y adornos, dando origen a las capitulares que hoy conocemos.
Para conocer más ampliamente su historia y ver algunos ejemplos, podéis visitar  www.unostiposduros.com, donde se habla extensamente de la historia de las mismas. Traemos este tema a nuestro blog con la intención aclarar algunas normas de estilo para el buen uso de estos atractivos tipos, que, dependiendo del libro, otorgan elegancia y un agradable punto nostálgico.

  • La letra capitular debe estar alineada con las líneas del texto que acompaña, ocupando entre 2 y 3 líneas en total. Si está muy adornada, es mejor que coincida la parte superior de la letra
  • En cuanto al color de la misma, aunque sea una capitular adornada, se prefiere que armonice con el texto para equilibrar el peso visual de la letra
  • La capitular no tiene por qué estar dentro del párrafo, también puede ir en el margen derecho cuando éste tenga espacio suficiente. Es una fórmula habitual en poesía.
  • Si la capitular lleva algún signo de puntuación antes (admiración, comillas…), este signo también debe ponerse en el mismo formato.

Para más información: http://guindo.pntic.mec.es/jmag0042/capitular.html

PDF accesible y lectores de pantalla

04/15/2011

Una de las ventajas de los libros en formato pdf frente a los libros en papel es la posibilidad de llegar a un gran número de lectores a muy bajo coste, gracias a la facilidad de distribución mediante la red o el correo electrónico. Sin embargo, para que los contenidos de este tipo de archivos sean accesibles para personas sin visión o con otros tipos de minusvalía, han de cumplir una serie de requisitos. Algunas de estas características (similares a los que se dan para hacer páginas webs accesibles) son las siguientes:

  • Debe ser un  documento etiquetado (“tagged”), es decir, que incluya tanto el contenido del documento como información sobre su estructura lógica y del orden de lectura, de forma que el documento pueda ser leído correctamente por los lectores de pantalla.
  • Ha de proporcionar un texto descriptivo (texto alternativo). Es la manera en la que los lectores de pantalla pueden ofrecer información sobre las imágenes del documento.
  • Debe incluir metadatos que aporten información del documento. Cuanto menos es imprescindible indicar el idioma en el que está escrito, ya que los lectores de pantalla pueden leer los documentos de diferente manera según se esté usando un idioma u otro (pronunciación, acento, entonación…).
  • Es importante que incorpore marcadores e hipervínculos que faciliten la navegación a lo largo del documento.

Como vemos, estas características están orientadas principalmente a personas sin visión que utilizan programas denominados lectores de pantalla. Uno de los más extendidos es Jaws, de la compañía americana Freedom Scientific. Menos sabido es que Acrobat Reader tiene la opción “leer en voz alta”, aunque solo lee en inglés a no ser que se tenga instalado otro idioma de lectura por otros programa o plugins (si probáis a leer un documento en castellano en Acrobat comprobaréis que el resultado es calamitoso). Aquí podéis encontrar la fichas técnicas de algunos de estos productos.

Desde Lumen Gráfica, en nuestro afán por ampliar los significados de la palabra “libro”, hemos comenzado a trabajar con los archivos pdf para crear libros que garanticen el acceso a todas las personas que lo requieran.

Más información:

http://www.discapnet.es/web_accesible/wcag10/wai-webcontent-19990505_es.html

http://www.inteco.es/Accesibilidad/Formacion_6/Manuales_y_Guias/

PD: Gracias a Pedro porque, aunque quizá él no lo sepa, es un gran factor motivación en este proyecto.

¿Sólo o solo? Nuevas normas de ortografía

04/01/2011

La no utilización de la tilde en la palabra solo y en los demostrativos es una de las recomendaciones que hace explícita la nueva ortografía de la RAE. Ya en 1959 la Academia acordó que la tilde de la palabra sólo y de los demostrativos no era obligatoria y a partir de entonces dejó de añadirla en sus publicaciones. Ahora aconseja no usarla porque “es innecesaria”, aunque matiza que “no se condena usarla” y se permite limitarla a los casos de posible ambigüedad.

Os dejamos aquí un enlace con información añadida y un gráfico con los principales cambios introducidos.

Nueva Ortografía de la RAE

http://www.cincodias.com/articulo/sentidos/RAE-publica-nuevas-normas-ortografia/20101105cdscdscis_3/

Cómo usar correctamente las mayúsculas

03/18/2011

El uso correcto de las mayúsculas es algo que, en principio, no parece que tenga especial dificultad. Todos recordamos la norma básica de usarla para los nombres propios, inicios de párrafos o después de puntos. Sin embargo, en la práctica diaria de la escritura surgen multitud de excepciones y casos particulares que siembran dudas sobre si el recurso a la mayúscula es adecuado o no. En el siguiente enlace del Diccionario Panhispánico de Dudas http://buscon.rae.es/dpdI/SrvltGUIBusDPD?lema=may%FAsculas se ofrece toda la información detallada y los casos concretos con ejemplos de usos correctos. Muy interesante y aclarador.

Queremos destacar uno de los puntos que resalta la RAE en su artículo, por ser de que comúnmente más errores provocan en los textos que llegan a nuestras manos:

  • La primera palabra del título de cualquier obra de creación (libros, películas, cuadros, esculturas, piezas musicales, programas de radio o televisión, etc.); el resto de las palabras que lo componen, salvo que se trate de nombres propios, deben escribirse con minúscula: Últimas tardes con Teresa, La vida es sueño,Informe semanal. En el caso de los títulos abreviados con que se conocen comúnmente determinados textos literarios, el artículo que los acompaña debe escribirse con minúscula: el Quijote, el Lazarillo, la Celestina”.

Y es que, en ocasiones, encontramos mayúsculas en los títulos que no deben existir y cuyo afán parece ser el de enfatizar o dar relevancia a una palabra. Por ejemplo: “Informe sobre el Género de los Votantes” sería incorrecto, lo acertado es usar mayúscula solo en la primera palabra.

Los puntos cardinales o los nombres de accidentes geográficos suelen ser también polémicos a la hora de redactar un texto. Os invitamos a leer el artículo completo del RAE, en el que están perfectamente explicados y con multitud de ejemplos, este y otros casos dudosos.

¿Siglas en plural?

03/10/2011

Si alguna vez os ha surgido la duda sobre cómo escribir el plural de una palabra tan cotidiana como CD, la respuesta la podéis encontrar en http://buscon.rae.es/dpdI/. Allí, además de definir el término SIGLA, se hacen una serie de apreciaciones de gran utilidad para utilizar y escribir correctamente estos vocablos:

Plural. Aunque tendamos a convertirlas al plural ([oenejés] = ‘organizaciones no gubernamentales’), son invariables en la escritura: las ONG; por ello, lo recomendable es introducir la sigla con determinantes que indiquen pluralidad, evitando el uso, copiado del inglés, de realizar el plural añadiendo una s minúscula al final. P. Ej. “varios CD” en lugar de “varios CDs”

Género. Las siglas adoptan el género de la palabra que constituye el núcleo de la expresión abreviada, que normalmente ocupa el primer lugar en la denominación: el FMI, por el «Fondo» Monetario Internacional; la OEA, por la «Organización» de Estados Americanos.

Ortografía

a) Las siglas se escriben hoy sin puntos ni blancos de separación. Solo se escribe punto tras las letras que componen las siglas cuando van integradas en textos escritos enteramente en mayúsculas: MEMORIA ANUAL DEL C.S.I.C.

b) Las siglas presentan normalmente en mayúscula todas las letras que las componen (OCDE, DNI, ISO) y, en ese caso, no llevan nunca tilde; así, CIA (del ingl. Central Intelligence Agency) se escribe sin tilde, a pesar de pronunciarse [sía, zía].

– Si los dígrafos ch y ll forman parte de una sigla, va en mayúscula el primer carácter y en minúscula el segundo: PCCh, sigla de Partido Comunista de China.

– Se escriben en cursiva si la denominación a la que se refiere tiene que estar en cursiva; esto ocurre, por ejemplo, con las siglas de títulos de obras o de publicaciones periódicas: DHLE, sigla de Diccionario histórico de la lengua española; RFE, sigla de Revista de Filología Española.

– Las siglas escritas en mayúsculas nunca deben dividirse con guión de final de línea.

¿Qué es más sostenible los libros en papel o el libro electrónico?

03/03/2011

Seguimos preocupados por el medio ambiente y el otro día en una de nuestras charlas nos surgió una pregunta ¿Qué es más sostenible los libros en papel o el libro electrónico?

Mirando por Internet hemos encontrado una información que consideramos de mucho interés para todos, concretamente en la página de Greenpeace, literalmente dice así:

“A pesar de que la información en formato digital se ha extendido mucho la demanda mundial de papel sigue creciendo, menos en los últimos años debido a la crisis económica. Derrochamos el papel, consumimos demasiado: sólo el 10% de la población mundial (Europa occidental y Norte América) consume más del 50% del papel mundial. Europa y América cosumen 6 veces más papel que la media mundial. 



En muchos lugares del planeta, los bosques y otros ecosistemas naturales han sido y son todavía sustituidos por plantaciones de árboles de crecimiento rápido para la industria del papel. El 17% de la fibra virgen utilizada por la industria papelera mundial procede de bosques primarios, especialmente de Canadá, Finlandia, Rusia e Indonesia. 



El papel tiene a su favor que, siempre que los bosques y plantaciones sean bien gestionados, procede de un recurso renovable. Son almacenes de carbono y las fibras de celulosa son reciclables varias veces. Con las debidas precauciones, el papel tiene un ciclo de vida aceptable, aunque siempre hay que tender a hacer un uso eficiente del mismo. 

¿Cuál es el ciclo de vida de un libro electrónico? La utilización de soportes electrónicos para lectura, el llamado libro electrónico, podría hacer que que la demanda de papel disminuya. Pero genera un nuevo y peligroso problema, el aumento de materias primas para su fabricación y el crecimiento vertiginoso de los residuos electrónicos. 



Cada año, millones de toneladas de viejos ordenadores, televisores, impresoras, fax, teléfonos móviles, etc. son arrojados a los vertederos o son incinerados, con la emisión a la atmósfera de sustancias muy dañinas para el medioambiente y la salud. También son exportados, a menudo ilegalmente, de Europa, EE.UU, Japón y otros países industrializados, a Asia y África. Allí, las personas que desmantelan estos residuos, algunas de ellas niños y niñas, son expuestos a un cóctel de sustancias químicas tóxicas de consecuencias dramáticas para sus vidas. 

El libro electrónico se suma ahora a este problema. Y sus sucesivas generaciones y modelos obsoletos serán desechos dentro de 6 meses o 1 año de adquiridos por los nuevos lectores. 

La tasa de crecimiento de estas montañas de residuos electrónicos obsoletos alcanzará dimensiones de crisis si las empresas de electrónica, que obtienen lucros elevados de la producción y venta de estos aparatos, no asumen sus responsabilidades. Es posible hacer productos sin sustancias químicas peligrosas, duraderos, que pueden ser mejorados, reciclados o eliminados de forma segura y que no acaben como residuos peligrosos en el patio de atrás de quienes ni siquiera disponen de la tecnología adecuada para gestionarlos. 



No hay soluciones únicas, pero es importante que:


- Desde el sector editorial y de las artes gráficas se incorporen criterios ecológicos en la producción de libros y revistas y, de manera especial, que implante políticas de compra de papel responsables con el medio ambiente y la sociedad. Proyecto Libro Amigo de los Bosques 


– Desde las empresas fabricantes deben diseñar productos electrónicos sin sustancias químicas peligrosas, con una vida útil más amplia, que se puedan reciclar con facilidad y seguridad y que no sean una fuente de exposición a sustancias peligrosas tanto para los trabajadores como para el medio ambiente. 



– Por parte de los consumidores y consumidoras: apoya las empresas que fabrican productos respetuosos. Si pretendes comprar un producto mira primero nuestro “Ranking verde de electrónicos”. 



– Piensa dos veces antes de comprar un nuevo aparato. ¿Realmente lo necesitas? ¿el que tienes ya no te sirve? ¿lo que vas a ganar con el nuevo aparato justifica que deseches el que tienes ahora?”

Gracias.

Fuente: www.greenpeace.es


A %d blogueros les gusta esto: