Posts Tagged ‘impresión’

La sangre y el espacio de reserva

05/20/2011

Muchas veces empleamos en diseño términos como “imprimir a sangre” o “espacio de reserva”, sin explicar exactamente a qué nos referimos con ello. Sirva este pequeño diccionario como aclaración para clientes y curiosos.

En artes gráficas, llamamos imprimir a sangre a componer el documento sin dejar ningún margen con restos de blanco, esto es, una fotografía o mancha de color que no termina con el fin de la página. Esto se logra  llevando la imagen más allá del borde del documento, lo que hará que esta quede cortada  por la guillotina, asegurándonos así que no se vea ni rastro del margen blanco. Para conseguir este efecto, la fotografía o mancha de color en cuestión debe quedarse entre 3 y 5 mm por fuera del borde de la página, un margen que se denomina “área de sangrado”(“sangría” o “demasía” en América Latina).

Ejemplo de composición a sangre

Por otro lado, el denominado “espacio de reserva” se  trata de un margen de seguridad que, por el contrario, se configura hacia dentro del documento: un margen cuya amplitud es proporcional al documento (puede oscilar desde los 5 mm de una tarjeta de visita hasta los 10 ó 20 mm de un A4) en el que no se deben colocar elementos gráficos o palabras, para evitar que una guillotina poco precisa corte algún elemento que no deba.

Ejemplo de espacio de reserva

Anuncios

¿Impreso o imprimido?

04/20/2011

He aquí un típico debate que se repite cíclicamente en nuestra oficina y en tantas otras, suponemos. La salomónica solución a esta incógnita contentará a todos aquellos que no pretendan ser poseedores únicos de la verdad.

Según la RAE:
Dobles participios: imprimido/impreso, freído/frito, proveído/provisto
Los únicos verbos que en la lengua actual presentan dos participios, uno regular y otro irregular, son imprimir (imprimido/impreso), freír (freído/frito) y proveer (proveído/provisto), con sus respectivos derivados. Los dos participios pueden utilizarse indistintamente en la formación de los tiempos compuestos y de la pasiva perifrástica, aunque la preferencia por una u otra forma varíe en cada caso (véase el Diccionario panhispánico de dudas, s/v imprimir, freír, proveer):

  • Hemos imprimido veinte ejemplares / Habían impreso las copias en papel fotográfico.
  • Nos hemos proveído de todo lo necesario / Se había provisto de víveres abundantes.
  • Las empanadillas han de ser freídas dos horas antes / Nunca había frito un huevo.

También se puede consultar en el DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS:
Imprimir. ‘Marcar sobre papel u otra materia [un texto, un dibujo, etc.] por medios mecánicos o electrónicos’ y ‘dar a alguien o algo [un determinado carácter, estilo, etc.]’. Tiene dos participios: el regular imprimido y el irregular impreso. Aunque existe hoy una clara tendencia, más acusada en América que en España, a preferir el uso de la forma irregular impreso, ambos participios pueden utilizarse indistintamente en la formación de los tiempos compuestos y de la pasiva perifrástica: «Habían impreso en su lugar billetes de a cien» (GaMárquez Amor [Col. 1985]); «La obra […] circulaba dos años después de haber sido impresa en una ciudad protestante» (Trabulse Orígenes [Méx. 1994]); «En total se han imprimido 35 000 carteles» (Mundo [Esp.] 11.11.96); «Esta obra ha sido imprimida por La Torre de Papel» (Prensa [Nic.] 21.10.97). En función adjetiva se prefiere en todo el ámbito hispánico la forma irregular impreso: «Contempló una vez más la imagen impresa en la tarjeta postal» (Martini Fantasma [Arg. 1986]).

Conclusión: el uso de ambos es correcto, por tanto todos llevamos razón.

Partes internas de un libro

02/14/2011

Ya habíamos hablado del exterior de un libro impreso. Las partes internas pueden variar de un libro a otro, pero se puede hablar de las siguientes:

* Portadilla: es la hoja que antecede a la portada, y en la que sólo se presenta el título de la obra y el autor, resumidos y a menudo la colección.  Está impresa en el recto (lado delantero) y en ocasiones se aprovecha el «vuelto» (parte trasera para información como novedades u otros libros de la colección). Ambas páginas van sin numerar.

* Portada: es la página en la que figuran el título completo del libro, el nombre completo del autor o autores, el lugar y año de la impresión, la editorial (y en la mayoría de casos su marca), y la colección. Es normalmente la página 1, y está siempre a la derecha.

* Contraportada: es la página 2, y se puede decir que es la única página fija de un libro. Lleva los créditos de autoría y de traducción, los elementos legales tales como el titular del copyright, el ISBN (International Standard Book Number: número internacional normalizado del libro) y el depósito legal. Debe llevar la razón social y la dirección de la empresa editora, y el año de publicación del libro.

* Páginas preliminares: los siguientes elementos no tienen un sitio fijo, siendo el orden más lógico el siguiente:

  • Presentación, hecho por el editor o la persona de mayor responsabilidad, no necesariamente vinculada al texto pero sí a la edición.
  • Prefacio o introducción, hecho por una persona que entienda del tema del libro de un modo general, un editor, un profesor, un especialista;
  • Índice general, que da paso ya al contenido propiamente dicho.
  • Prólogo, responsabilidad del autor y que da cuenta del contenido.
  • Cuerpo de la obra, es el texto principal de un libro o folleto .
  • Agradecimientos (también llamados «dedicatorias»), que se colocan con bastante libertad, normalmente después de la contraportada, a menudo en una página posterior, tras la portadilla, o antes del prólogo, enfrentado con él en una página vuelta.

* Apéndice o anexos

* Bibliografía

* Colofón : Anotación generalmente en la última página,donde se detallan los datos de la publicación

* Epígrafe: Resumen que precede a cada uno de los capítulos o secciones del libro

* Epílogo: Recapitulación, resumen o conclusión de lo dicho

* Guardas: Hojas de papel que coloca el encuadernador dobladas por la mitad para unir el libro y la tapa

* Hojas de respeto (también llamadas «hojas de cortesía»): Hoja en blanco que se coloca al principio y al final del libro

* Página legal

* Glosario (del latín glossarĭum). En las últimas páginas, muchos libros suelen incluir un anexo en el que se definen y comentan algunos de los términos utilizados en dicho texto, con el fin de ayudar al lector a comprender mejor los significados.

Fuentes utilizadas: Wikipedia. Para completar información, ver post de Partes Externas de un libro.

Partes externas de un libro

02/07/2011

En ocasiones, cuando hablamos de las partes que componen un libro, podemos confundirnos al hablar de cubiertas, portadas y demás elementos. Vamos a exponer en este artículo un breve resumen de sus partes externas, las internas serán motivo próximamente de otro post. En este enlace podeis ver un ejemplo visual de cada uno de los elementos.

PARTES DE UN LIBRO

* Cubiertas: son las partes exteriores del libro. Suelen ser de un material más duro que el de los pliegos, generalmente cartón, plástico, piel… En la cubierta se escribe el título de la obra, su autor, ilustraciones o diseños para hacerlo identificable y atractivo. Erróneamente se puede llamar portada a la cubierta.

* Lomo: La parte donde se sujetan todas las hojas, suele llevar título, autor y editorial.

* Solapa: Es donde se detallan libros de la colección, comentarios u otros datos parecidos. El ancho de la solapa puede variar, desde una franja vertical (media solapa), hasta el ancho total de cubierta (solapa completa).

* Camisa (también llamada «forro»)

* Parlamento editorial: le indican al comprador la editorial, en dónde, en qué lugar y fecha se imprimió, y cuántos ejemplares elaboraron.

Fuentes utilizadas: Wikipedia y http://www.conabip.gov.ar

Impresión offset frente a impresión digital

12/10/2010

Una pregunta esencial a la hora de realizar un trabajo de impresión es valorar la conveniencia de imprimir por el sistema offset tradicional o mediante impresión digital. Para ayudar a tomar este tipo de decisiones, y sin entrar a valorar las características técnicas de uno u otro proceso (que será motivo de otro artículo) os mostramos aquí las ventajas y desventajas de cada tipo de impresión, en función de ciertas variables a tener en cuenta:

Número de ejemplares:

Suele ser el factor decisivo. La impresión offset tiene un elevado coste inicial que encarece mucho el producto en tiradas pequeñas. Sin embargo, para grandes tiradas esta carga se reparte, haciendo mucho más económico el precio unitario en relación incluso a la impresión digital, en la cual, si bien es cierto que los costes por grandes tiradas disminuyen, el valor unitario tiende a ser constante.

Factor tiempo:

El proceso de producción previa, el tiempo de secado y otras circunstancias hacen que la impresión offset sea poco apropiada para trabajos muy urgentes. En este caso será la impresión digital la recomendada.

Calidad:

Los avances tecnológicos han beneficiado a ambos sistemas, a pesar de lo cual ciertos aspectos como el tratamiento de degradados, tramas muy finas o la aparición del banding, hacen recomendable el uso de impresión Offset cuando requeramos el máximo control en la calidad.

Color:

En offset podemos imprimir tintas planas y colores especiales como oro o plata y el uso barniz UVI, lo cual no es posible en impresión digital. Además, si el número de tintas es menor de cuatro, supondrá un ahorro en la impresión, ya que se usarán menos tintas de la cuatricromía habitual.

Datos variables:

En impresión offset no podremos hacer trabajos que contengan datos variables (diplomas, por ejemplo), si bien es cierto que en ciertos trabajos se puede hacer el proceso en dos partes (imprimir el fondo en offset y los datos variables en digital).

 

Dicho todo esto, hemos de reconocer que el elemento que se toma como decisivo en la elección de la impresión offset o digital suele ser el número de ejemplares. Y ¿en qué número colocamos la frontera? Pues dependiendo de las características del trabajo, ésta variará entre los 100 ejemplares en trabajos complejos a las 1.000 o 2.000 unidades en tarjetas o folletos. Y ante la duda, lo mejor es solicitar presupuesto en ambas formas de impresión y valorar el precio en función de todas las variables expuestas con anterioridad.


A %d blogueros les gusta esto: